De fuera, en Bélgica la policía ha encontrado a 12 inmigrantes en su versión de las pateras, un camión frigorífico, parecido a  aquel en que murieron unos cuantos hace unos días. Suena aun peor lo de Kosovo donde se ha sabido de una adolescente, violada por “su profesor, un policía, su abogado y el ginecólogo que le practicó un aborto”. Esta pobre chica, a la que pasó esto en solo dos años, se ha convertido en una plusmarquista del horror.

Estamos llegando a cotas altas en imbecilidad por estos lares. En Baleares, al socaire de un informe sobre el adoctrinamiento lingüista y para llegar más lejos que el Tal y sus desenterramientos, se dedican a esto; “España usó la Inquisición para “castellanizar” Cataluña y el catalán como idioma papal del siglo XV”. Yo creía que los próximos muertos iban a ser Cabrera, Espartero o Zumalacárregui, pero no, vamos a terminar exhumando a don Pelayo y a don Rodrigo.

Parece increíble pero es ahora cuando… ¡ha empezado la campaña electoral! Entonces, el machaqueo que nos llevan dando, ¿qué puñetas era? El Tal está que no para, ha debutado con una reprobación por usar la Moncloa como chiringuito publicitario, se defiende diciendo que los que se equivocan son los reprobadores, y se dedica a hacerle el caldo gordo a su querido señor Iceta, al que le regala eso de la plurinacionalidad para que siga navegando entre aguas turbulentas sin tener que quitarse la careta y evitando poner la bandera de todos los españoles en sus apariciones en Cataluña, donde el delfincillo, cierra los ojos y niega los chanchullos de los rectores indepes, que cambian hasta los sistemas de evaluación para poder regalarle títulos a los suyos. El Tal, en otro de sus usuales giros verbales, cuando ha salido de allí, inmediatamente ha prometido lo contrario a lo que había dicho y promete, “un Decreto Ley para acabar con la República digital catalana”. Y nos lo tenemos que creer.

Dejo la lucha por el pesebre y a otra cosa. Ayer, por uno de esos quiebros de la memoria, ante la situación actual me acordé de una publicación de mis tiempos casi infantiles. Hablaba de santos y santas, que generalmente acababan mal, o bien martirizados o muertos en su fe. Creo recordar que salía en unos fasciculillos que se llamaban “Vidas ejemplares”. Pues bien se me está ocurriendo emplear ese título y reeditarlo retocado, con las estrellas del Basurero nacional.

Para encabezar esta sección, hoy tenemos a doña Elena Espinosa, la que siendo ministra  “dio 10,8 millones en contratos a la empresa de Panamá de la que ella misma era tesorera”. La puede acompañar don Chimo, de los ‘Puig brothers S.A.’  que “eliminó requisitos […]  para regar con fondos públicos a su hermano”. O los dos ex-ediles de doña Carmena, Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, que están en el banquillo por malversación de fondos públicos. También a los que en Andalucía “olvidaron” los papeles de los pagos a UGT, o los/as que perdieron las vacunas, e incluso, aunque esta sea solo una aprendiz, la representante de ‘Rebeldía’, las juventudes de Podemos, Sabela Rodríguez, a la que invitaron a un acto en un Colegio Mayor,  y correspondió robandoles un crucifijo y se publicó mofándose de ello en Instagram, cual si fuera una hazaña heroica. Con solo estos botones de muestra, creo que esta sección de Vidas (anti) Ejemplares va a dar mucho juego.

De tribunales, hoy solo me fijo en que ya están buscando a ver cómo pueden dejar en la calle a otro asesino; “Investigan si el descuartizador de Valdemoro cometió el crimen bajo efecto de las drogas”. Es curioso, pero drogarse da beneficios ante la Ley.

En Málaga, otro recordman; “Asalta un salón de juegos, se gasta el botín en un club de alterne y comete otros dos robos al día siguiente en Torremolinos”. Este aspira a la Medalla de Oro del Trabajo. Por fin tras cuarenta años, y varios de discusiones, van a autorizar el derribo del camping de los Baños del Carmen. Es un peligro, y no se sabe el porqué de tantos años de dilaciones, seguro que detrás hay intereses “especiales”.

Dice el Ayto. que “la Policía Local duplicará el número de agentes para evitar ‘sustos’ en Halloween”. Esta es otra, ya llévanos varios días aguantando chorradas sobre el Jaloguín de los coj…  A ver si termina de una vez.

Antes de irme, como padre orgulloso, aunque no os parezca interesante, para mí sí lo es, no me resisto a no anunciar que mi hija Beatriz, Doctora de las de verdad, no como otros doctorados que todos conocemos, publicó esta semana su Libro de texto, cuya foto incluyo. Gracias por la atención.

Hasta mañana,                        Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España