Y más dejadez

Por ahí fuera, esos faros de cultura y sabiduría que son los del EI, dicen van a destruir la Esfínge, las pirámides de Giza y el rascacielos ese que es el más alto del mundo. Y todo el mundo tan tranquilo. Posh vale.

Mientras, la Justicia europea está entretenida con el asunto ese del invento del PP del canon digital. Que más da, si esa es otra extorsión legal y ya estamos acostumbrados a que nos la metan doblada.

De eso que llaman elecciones, prefiero no hablar, sólo comentar que los de Podemos se han valido de la propaganda de un empresario que se fue de su país para pagar menos impuestos y que tiene unos cientos de miles de millones en su cuenta, para hacerse los simpáticos. Bueno, y para pagar el catalogo, planean gastar más y subir los impuestos. También dicen van a bajar el paro, pero esto es facilón; enchufando a todos los coleguillas para que cobren del estado.

Mientras, el President Que Pasaba Por Allí, se ha caído del guindo; se arrepiente de ser presidente. ¡A buenas horas, mangas verdes! Lo que sí funciona en su autonomía son las relaciones entre educadores y okupas; esta noche cuando entraron  los Mossos en el rectorado, no encontraron a nadie, los okupas se habían disipado. ¿Quién les avisó? Yo me lo imagino. ¿Y Vds.?

De lo que hay más, es de la dejadez nacional. Hace unos días, dos o tres, en un pueblo de Toledo, un maestro regañó aun mozalbete por saltar la valla del colegio, el mozo se fue a por refuerzos, volvió con su papá y su hermanito, y los tres, al alimón, se liaron a golpes con el maestro dejándolo hecho un cristo. Todo una barbaridad, pero lo es aún más, que la Delegada provincial de Educación haya exhalado estas perlas finas por su boquita de piñón; “confirmó que «no ha habido nada extraordinario» que provocara estos hechos”, y, como es natural y costumbre, dijo que “era sólo un hecho aislado”. Por lo visto, para esta eximia señora, cuyo nombre evitan dar las noticias, hasta que no haya un par de maestros muertos diariamente, no hay que preocuparse. Naturalmente, esta señora es un cargo político, (no sé de qué partido, no lo dicen las noticias, por algo será) e imagino habrá pasado por pocas escuelas y habrá pisado pocas trincheras de la educación. Se le nota.

En el susanato ha aparecido una émula de Gary Cooper en Solo ante el peligro, una juez “señala también a Zarrías por las sobrecomisiones”. Se la está jugando, como doña Mercedes.

En Málaga, todo normal, por ejemplo, como síntoma de esa normalidad, un funcionario ha denunciado que una juez llamó a la Guardia Civil para que sacaran su coche del parking, porque según Su Señoría, el aparcamiento era suyo y de nadie más. Normal, velando por los derechos de los ciudadanos… de algunos ciudadanos, de los de categoría.

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España